El Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (SEDEM), la Empresa Pública Productiva Cementos de Bolivia (ECEBOL), autoridades de la Central Cañohuma, de las Centrales Condoriri, la Comunidad Ventilla, Villa Vinto, la Federación Sindical Originario Regional Caracollo (FESORC) y transportistas de las comunidades, llegaron a un acuerdo para garantizar el normal funcionamiento de la planta cementara de Jeruyo.

Este acuerdo se logró luego del bloqueo y medidas de presión realizadas por miembros de la Comunidad de Cañohuma que pretendían la paralización de actividades de la planta en perjuicio de Ecebol. Dichas medidas fueron posteriores a la Rendición Pública de Cuentas Final de la Gestión 2019, del SEDEM, la Empresa Pública Productiva Cartones de Bolivia (Cartonbol) y CARTONBOL y ECEBOL, donde grupos de interés intervinieron en dicho acto público realizando aseveraciones de malos manejos de la planta, disminución en la calidad del cemento, precio diferenciado para proveedores e intención de la nueva administración de realizar acciones para forzar una quiebra y posterior privatización de la planta, negándose a firmar el acta pública de la actividad.

Durante la audiencia realizada el lunes 9 de marzo, el SEDEM se comprometió a conformar un Comité Técnico inter institucional a fin de verificar la calidad del cemento y Clinker de Ecebol ; revisar los precios sin afectar la rentabilidad de la planta; revisar la posibilidad de remoción de algunos funcionarios si se comprueba que su accionar generó daños a la empresa, anunció que ya se decidió el traslado de la gerencia de la empresa a Oruro y aclaró enfáticamente que no existe la intención de la gerencia de dañar a la empresa para privatizarla.

Esta apertura a atender las demandas no fueron impedimento para que los grupos interesados, alentados políticamente por parlamentarios y activistas, el día martes 10 de enero iniciaron un bloqueo a la planta, agredieron físicamente a personal técnico de ECEBOL y continuaron en vigilia y en actitud agresiva antes y durante el desarrollo del diálogo, el día viernes 13.

Durante el diálogo el SEDEM y Ecebol, desvirtuaron las denuncias sobre la calidad del cemento, brindaron información técnica sobre los costos de producción, sobre el impacto de la deuda, y del precio de equilibrio y demostró que realiza acciones para que la empresa sea rentable y pueda cumplir con la primera cuota a capital que vence este año, la cual alcanza a US$ 22 millones, del crédito de cerca a US$ 320 millones que tiene la empresa para esa planta.

El resultado del diálogo concluyó con el acuerdo para suspender los bloqueos y poder reanudar el despacho del cemento almacenado. Asimismo, el SEDEM anunció que la administración de ECEBOL se trasladará a Oruro y pondrá en funcionamiento la Unidad de Responsabilidad Social Empresarial para apoyar a las comunidades envueltas en temas de interés común y que no necesariamente involucre a la planta de cemento.  Como parte del acuerdo, ECEBOL revisará su política de comercialización, transparentando los precios, evitando el monopolio y atenderá los reclamos en cuanto a mitigación de impactos ambientales y otros.